Rss Feed
  1. Os lectores opinan

    lunes, 29 de mayo de 2017

    MI  EXPERIENCIA  LEYENDO  A  CAMILLA  LÄCKBERG.
       Recuerdo que fue mi madrina quien empezó a leer sus novelas y la que me recomendó la lectura de esta colección, y yo, que soy una auténtica apasionada de los libros, no me lo pensé dos veces. Lo curioso es que no me conformé con los dos primeros volúmenes, sino que a partir del segundo (Los gritos del pasado) me enganché a la trama de la novela. Hasta entonces nunca me había atrevido con una historia de asesinatos (por voluntad propia), puesto que no me gustan nada este tipo de relatos. Cuando ponen una película de miedo en la tele, cambio rápidamente de canal, y cuando hojeo un libro que trata sobre este tema, lo dejo en donde estaba. Pero desde el momento en que se me presentó la oportunidad de acceder a las creaciones de Camilla Läckberg, decidí que mi miedo a las historias policíacas debía terminar y que, dejando al margen la fantasía, ya era hora de que eligiera volúmenes más cerc anos a la realidad. Y eso fue justo lo que me aportó Camilla; sus relatos me abrieron unas puertas ocultas para mí hasta ese momento; me mostraron la otra cara del mundo, esa cara oscura que nadie desea ver; me enseñó que el bien no siempre triunfa y que en las historias no siempre hay un bueno y un malo. Sobre las dos primeras obras no puedo aportar nada de interés que no encontréis en algún resumen o página web, pero sobre el resto puedo contaros lo que significaron para mí, lo que me transmitieron, los temas que me hicieron reflexionar, para después poder expresaros mi opinión sobre ellos.
    -Los gritos del pasado.   A diferencia de la crítica negativa llevada a cabo por alguno de sus lectores, que opina que la escritora no caracteriza bien a sus personajes, yo creo justo lo contrario; describe su carácter de una forma tan detallada que es como si realmente te metieras en su mundo y fueras uno de esos múltiples personajes que brotan de la imaginación de esta estupenda escritora. Con este libro sufrí lo que sufrieron las familias de los desaparecidos, (en cierto modo) sentí la angustia de los que hacían todo por tratar de encontrarlos a cualquier precio y pude imaginarme cómo padecieron sus víctimas.  Me imagino la pena de esa niña que nunca recibió el cariño de su madre; reflexiono sobre lo difícil que tiene que ser darte cuenta de que estás sola para cuidar a una niña con tan solo dieciséis años; me aflijo ante la falta de pruebas como lo hacen los policías de la comisaría. Siento la incomprensión ante tanta maldad. Pero no puedo imaginarme ni de lej os todo lo que padecieron las víctimas en manos de alguien que creía que podría curarlas, que tenía el poder de la sanación, que le transmitía su legado (un poder inexistente) a otra persona. Sobre esta obra no os voy a desvelar nada más; espero que, gracias al resumen que ofrece la editorial y a mis impresiones sobre ella, os animéis a leerla y continuéis con los siguientes volúmenes.
    -Crimen en directo.   En esta novela, Erika y Patrik ya disfrutan de su bebé… Erika empieza a darse cuenta de lo duro que puede ser criar a un hijo, no poder trabajar, no dormir apenas… En la pareja observaremos que surgen ciertos obstáculos que al final se superarán. En esta ocasión la autora nos sumerge en el mundo de los "reality-show" (el nombre del programa es Fucking Tanum). Como en todo "reality", se espera que genere mucha audiencia con las consiguientes ganancias, pero en el transcurso de la obra podréis advertir que todas estas expectativas se van tal y como llegaron, de una forma inesperada y precipitada.  De pronto, Patrik se ve con la responsabilidad de descubrir un crimen, con la investigación de la muerte de una mujer en un trágico accidente de tráfico; a esto hay que añadirle la tensa situación que vive con su adorada esposa. Patrik se deprime por los escasos resultados de su búsqueda. El productor del programa aprovecha para generar conflictos entre los concursantes. Me sentía frustrada; cada pista que descubrían me desconcertaba; cada paso que parecía acercarlos al camino correcto los alejaba más de la solución del caso. Mientras mi desilusión y la de los policías crecían, el asesino continuaba suelto.
    -Las huellas imborrables.   Erika puede regresar por fin al trabajo y se siente libre desde el nacimiento de la pequeña  Maja. No es que no quiera a su hija (de hecho, para ella es lo más importante), pero necesitaba un poco de relax, alejarse del cambio de pañales, de los biberones, de los llantos… Ahora será Patrik quien tenga que ocuparse de la pequeña. Un joven, fanático de las series policíacas, entra en un viejo caserón y se encuentra con un cadáver. Este hecho colocará a Patrik entre la espada y la pared, puesto que tendrá que dejar en manos de una esposa muy cansada el cuidado de la pequeña Maja. Al mismo tiempo, Erika encuentra en el desván unos recuerdos que pertenecían a su madre. Entre ellos, aparece una medalla nazi y un bodi ensangrentado de bebé. Tras este novedoso secreto oculto en el desván, decide indagar un poco más sobre la triste historia de su madre. El final de esta novela os dejará asombrados y con ganas de más. Su lectura os seducirá; se c entra en la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial… Es un tema que a mí me interesa mucho, porque me resulta increíble que en esa época estuvieran tan sometidos como para aceptar ese estilo de vida, ese comportamiento tan cruel en el que no se tenían en cuenta las vidas humanas y a quienes les daba igual un muerto que medio millón; me parece inadmisible que el dinero nos lleve a actuar de ese modo, que la ambición supere al amor y a la paz… De ahí la merecida atención que le otorgué a este relato. Además, gracias a ella, conocemos un poco mejor a la madre de Erika y de Anna, y el porqué de su comportamiento, de su incapacidad para darles amor y cariño… Me recordó lo tristes que son las guerras, lo que estas provocan en las personas; consiguen que el más fuerte se vuelva débil y que el débil reaccione de manera insospechada. Al final, Erika, Anna y sus respectivas parejas recibirán una noticia que les alegrará.
    -La sombra de la sirena.
       
    Erika ya está embarazada de ocho meses y la barriga donde descansan los dos bebés de la pareja aumenta. Mientras tanto Dan, antiguo novio de Erika y actual pareja de Anna, disfruta observando cómo el hijo de ambos se desarrolla en su vientre. Parece que por fin la felicidad les sonríe a los miembros de ambas familias. Erika cuida de Maja con la ayuda de Patrik y de su madre. Pero la calma nunca dura mucho; después de ella  suele avecinarse una gran tormenta. Aquí no fue distinto. En este libro  fui incapaz de averiguar quién era el asesino puesto que con cada nueva pista pensaba que este era una persona diferente hasta que finalmente era justo quien menos me esperaba. El hecho de que te haga dudar (al igual que a los protagonistas) sobre la identidad del verdadero culpable es otra de las características que tanto me gustan de las novelas de Camilla Läckberg. Es un relato escalofriante, que recorre tu cuerpo desde las entrañas hasta el último milímetro de tu piel.  Patrik se recupera del fuerte infarto que sufre como consecuencia del estrés y de la dedicación extrema a su trabajo. Finalmente, Erica y Anna serán víctimas de un terrible accidente.
    -Los vigilantes del faro.   Patrik se reincorpora oficialmente al trabajo y Erika se recupera del grave accidente de coche que desgraciadamente ella y su hermana Anna habían padecido. Erika teme que su hermana la llegue a alejar de su vida, porque ella disfruta de sus dos pequeños, mientras que Anna había perdido durante el accidente al hijo que iba a tener con Dan. Otra de sus inquietudes es el temor a que no salga de la burbuja en la que se ha encerrado, que no vuelva a ser la misma Anna de siempre, que no le importen Emma y Adrián (sus dos hijos), que son lo más valioso para ella. Te imaginas lo horrible que tiene que sentirse Anna al envidiar a su hermana porque a esta sí le salgan las cosas bien y a ella no; comprendes, aunque solo sea por un minuto, que le desee lo peor y que acto seguido se arrepienta, porque la quiere y porque debería alegrarse de que no tenga que pasar por ese sufrimiento y ese dolor que a ella la corroe por dentro. Notas su frialdad inexplicable hacia Dan, el padre del niño que ha perdido; adviertes cómo poco a poco se distancia de sus hijos porque todo en ellos le recuerda a ese otro niño. Nos describe a una Anna hundida en sus pensamientos, que no se levanta de la cama, que sobre todo se odia a sí misma y que pondrá a temblar los cimientos de su familia cuando cometa un acto del que se arrepentirá durante mucho tiempo. Por otro lado, la heredera del pequeño faro costero de la isla de Graskär, llega a este (acompañada de su hijo) huyendo de su marido . A medida que profundizamos en la historia, nos encontramos con el amor de una madre hacia su hijo, con lo que un hijo les cambia la vida a sus padres, con lo que estos arriesgan por él. Como es habitual en las obras de esta autora, las acciones del pasado se combinan con las del presente. En este relato presenciaremos una vez más el odio de los hombres hacia las mujeres, el maltrato, y un descubrimiento que hará que la vida en el faro dé un brusco giro. La reaparición de un chico del pueblo que hacía años que había desaparecido destapará el caso de otra mujer maltratada relacionada con una asociación que protege y ampara a mujeres afectadas por este problema.
    -La mirada de los ángeles.   En la isla de Valö, un aire de incertidumbre envuelve una vieja escuela abandonada desde la aparición de una familia asesinada al completo y de una niña sola en la habitación llorando a lágrima viva. En esta ocasión veremos  el lado más tierno y triste del mayor de los policías, algo que desconocíamos hasta ahora. Sobre Ebba cae la desgracia; su familia murió cuando ella era apenas un bebé; su hijo pereció en un incendio y su relación con su esposo va empeorando cada vez más desde el incidente del pequeño fallecido. En esta ocasión podremos disfrutar de historias de amor trágicas, como el error de Anna que causará una gran conmoción en su pequeño núcleo  familiar. Nos muestra las situaciones extremas por las que una persona estaría dispuesta a darlo todo por amor; aunque en ocasiones salva y en otras mata. No cierra la puerta a los casos de maltrato ni de abusos de todo tipo, porque una vez más la novelista no nos decepciona  y nos transmite los sucesos sin ningún tipo de tapujo. La historia tendrá un giro inesperado que desbaratará toda la trama y que provocará la máxima tensión en el lector.
    -El domador de leones.   Este es sin duda alguna el ejemplar más destacado de esta saga y el relato más atroz y horripilante que he leído en mi vida; al menos, por ahora. Cuenta una historia tan oscura como la noche más cerrada, más fría que el agua más gélida; pero lo que mejor la define, desde mi punto de vista, es que el relato quema como el hielo. Empieza con la aparición de una chica del pueblo que fue atropellada en una carretera y que había desaparecido hacía meses. Lo peor es que apareció sin ojos, sin lengua y completamente sorda. Mientras Erika investiga un antiguo crimen aterrador (para crear una de sus historias basadas en hechos reales), se introduce en la casa. A medida que va avanzando, una serie de escalofríos recorren su cuerpo. Describe todo con tanto detalle y es tan terrorífico lo que cuenta, que inevitablemente te imaginas estando tú en esa situación; te imaginas que algo muy malo te va a pasar; notas el sufrimiento de las personas que allí vivieron, sientes lo que Erica siente, ves lo que ella ves, oyes lo que ella oye… Patrik y los demás policías de la comisaría de Tanum se esfuerzan al máximo para descubrir al culpable, pero no logran grandes avances. La verdad es que, en cierto modo, me esperaba ese final, pero no por ello dejó de sorprenderme; quiero decir que sabía quién era el asesino o por lo menos lo sospechaba, pero no me imaginaba que el resultado sería ese. En cuanto a la verdadera historia de lo que pasará entre aquellas cuatro paredes no se me habría pasado por la cabeza ni en cien mil millones de años. Ya averiguaréis por qué lo digo.
    -Tormenta de nieve y aroma a almendras.   La verdad es que este volumen es un poco peculiar. En él se relatan pequeñas historias, cada una con su intriga y con su desenlace. La más larga es la primera, en la que la autora se centra en describirnos el fin de semana navideño que disfrutó el más joven de los policías de Tanum, Martin, junto a su nueva novia, con la que no se siente muy a gusto. En medio de la cena familiar, se origina una disputa sobre el dinero que el anciano Rubén les había dejado a cada uno a lo largo de su vida y lo mal que lo habían aprovechado. Cuanto más investiga Martin, peor le caen los de esa familia y es que se da cuenta de que, salvo uno de ellos, ninguno se preocupa por nada más que no sea el capital del anciano.  A medida que avanzamos en el relato, percibimos que ahí hay "gato encerrado", y aumentan las sospechas y las hipótesis acerca de quiénes son los posibles asesinos; la intriga se complica todavía más cuando encuentran muerto a Matt en su dormitori o. El final es divertido y sorprendente, una gran lección para esa familia de avaros.
       Dejo en vuestras manos la elección de la lectura de los demás volúmenes, ya que si las resumo o si doy mi opinión sobre ellos, tendría que ser muy breve y el comentario  me sabría a muy poco. Además, así quedáis con la intriga para sacar vuestras propias conclusiones. De cualquier forma, os adelanto que los temas tratados son una vez más el maltrato, el desprecio que sufren los padres por parte de los hijos, el "bullying", los engaños amorosos, entre otros. Finalmente, en una de las historias, ciertos rumores minan la relación de los miembros de una pareja que, por dentro, ya está rota.
       Espero haberos abierto las puertas a un mundo nuevo y maravilloso que habita dentro de mi pasión por la lectura: el universo de los libros, las novelas de Camilla Láckberg.

       Un cordial saludo de Romina (1ºCMP).
    Reacciones: 
    |
    |


  2. 0 comentarios:

    Publicar un comentario