Rss Feed
    • Los libros salen de las aulas para conquistar las calles

    Los centros educativos de la comarca celebraron la literatura como acto de devoción, degustándola en espacios menos convencionales

    25.04.2017 | 05:37
    El alcalde de Bueu acudió al instituto Johan Carballeira. // S.Á.

    El abrigo de un árbol a la vera de la Capela do Hospital, una franja de sombra que se dibuja en el patio del colegio, la playa como horizonte, un restaurante que sirve al público platos muy literarios... Cualquier espacio es bueno para degustar la buena literatura y los colegios morracenses se apuntaron al Día del Libro, que se conmemoró el domingo, con iniciativas novedosas y muy concurridas. Las actividades continúan durante toda la semana en algunos centros, como el CEIP A Rúa, que cada mediodía invita a los padres y madres a disfrutar con sus hijos del cotidiano placer de la literatura.

    Desde Nazaret partió a primera hora de la mañana una riada de jóvenes lectores provistos de sus ejemplares de cabecera o de circunstancia, Rúa Real abajo, para apostarse a desgranar historias por el casco urbano de Cangas, con epicentro en la alameda de O Señal. La multitud lectora llamaba la atención de los transeúntes, que reparaban en la efemérides y en el ejemplo de que los libros sientan bien en cualquier ambiente, no solo aulas adentro. "Máis literatura e menos botellón", celebraba, entre risas de satisfacción, una pareja bien entrada en años al paso de los centenares de alumnos frente a la Casa da Bola.
    Mientras Nazaret disfrutaba de los libros a cielo abierto, en el colegio plurilingüe de Espiñeira, en Aldán, sirvieron porciones de buena literatura en su "Lectaurante", que abrió sus puertas para celebrar el Día del Libro. La iniciativa de dinamización lectora está basada en el funcionamiento de un restaurante, aunque nada convencional, porque los libros son el ingrediente básico de sus primeros platos, los segundos y hasta el postre. "Desta meneira demos a coñecer as novidades da biblioteca, facendo un apadriñamento lector dos nenos e nenas maiores aos máis pequenos", explican sus promotores.
    En el CEIP A Rúa, profesores y alumnos salieron al patio pertrechados con ejemplares de géneros tan variados como los gustos de sus voraces lectores, que a mediodía, y durante toda la semana, reservan 20 minutos para darse este gusto. Algunos padres hicieron un paréntesis en su actividad cotidiana para acercarse al centro y compartir un grato momento lector con sus hijas e hijos. La experiencia, que continúa hasta el viernes, pretende fomentar este hábito en familia y desde la más tierna infancia.
    El Día del Libro se celebró con múltiples actividades en otros centros educativos de la comarca. En el instituto Johan Carballeira, de Bueu, el alcalde, Félix Juncal, acudió al acto de entrega de premios de los certámenes de relato y de diseño del cartel que se celebró en su biblioteca. El regidor destacó la importancia de la lectura "para vivir outros mundos" y animó al alumnado a seguir participando de estos eventos. El centro también aprovechó esta fecha para diseñar una serie de marcapáginas solidarios para ayudar a la Fundación Save the Children. 
    En los actos alrededor del Día de Libro también participaron las bibliotecas públicas, cos iniciativas de dinamización de le lectura que comenzaron la semana pasada. Tampoco las librerías fueron ajenas a la celebración y, entre el sábado y ayer, aplicaron descuentos de en torno al 10% a los ejemplares que vendieron. Las ventas de literatura fueron "algo mellores que nun día normal", resume un librero.
    Reacciones: 
    |
    |


  1. 0 comentarios:

    Publicar un comentario